Si el contenido es el rey, ¿quién es la reina?

El contenido es el rey, ¿verdad? Probablemente todos los que nos dedicamos al marketing y a los contenidos hemos tenido que oír esta sentencia repetida como un mantra hasta la extenuación. Pero, después de tantos años de repetir y repetir la misma frase, ¿sigue siendo verdad? ¿Quién fue el que la dijo? ¿y cuándo? Y lo que es más importante, si el contenido es el rey…¿quién es la reina? 

En estas líneas os damos respuesta a las preguntas que en IOMarketing os planteamos y que vosotros seguramente os habréis preguntado alguna vez. Ya seáis expertos en marketing, blogueros buscando un tema del que hablar o emprendedores que quieran potenciar su negocio. Aquí tenemos las respuestas. 

Un poco de historia

Tenemos que remontarnos a una época que si bien en términos históricos no es muy lejana, en lo referente al mundo digital estamos hablando prácticamente de la Prehistoria. El hombre acababa de abandonar la cueva de lo analógico, había descubierto el fuego por segunda vez: hablamos de Internet. Permitirnos la licencia de llamarlo descubrimiento y no invención porque al final, los que no lo inventamos (la mayoría) sí lo descubrimos. Hemos de remontarnos a 1996 cuando una especie de Platón moderno nos arrastró fuera de la caverna donde tan tranquilos observábamos las sombras de lo que era el mundo. Estamos hablando del multimillonario Bill Gates, quién publicó un artículo en el website de Microsoft titulado ‘Content is King’ y cuya primera frase se traduce como ‘ El contenido es de donde espero que se obtenga el dinero real en Internet’. La cosa pintaba bastante bien, y es que no hablamos de cualquiera, hablamos de un señor que tiene 96 millones de dólares. Si él cree que el contenido es el rey nosotros solo podemos decir ¡amén! De momento Bill no se ha retractado de sus palabras, así que si él aún lo cree ¿quiénes somos nosotros pobres mortales para llevarle la contraria? Lo que sí podemos hacer es ver exactamente qué es el contenido y cómo usarlo en nuestro beneficio. 

 

¿Todo es contenido?

Esta es una pregunta con trampa, pero es que nos gusta haceros pensar, como a vuestro profesor de filosofía del instituto. Vamos a decir que la respuesta es sí, pero con la boca pequeña. Ahora veréis por qué. La verdadera pregunta no es si todo lo que publico (texto, foto, vídeo) es contenido, sino si todo el contenido es útil. Hay muchos factores a tener en cuenta dentro de lo que se ha querido denominar marketing de contenidos, pero para nosotros la clave es el equilibrio. ¿Pero el equilibrio entre qué? Pues entre objetivos, el del lector (el usuario) y el de la empresa. Parece sencillo, pero no lo es. Aunque vamos a analizar a qué nos referimos y aclarar un poco todo. 

Si haces una búsqueda rápida en Google sobre el marketing de contenidos, nos jugamos lo que quieras a que te saldrán algunos de estos “palabros”: SEO, link building, keywords o SERPS. También encontraréis cosas como contenido atractivo, inbound marketing o branded content. Todos estos elementos deben ser tenidos en cuenta pero no hay que obsesionarse con ninguno, ni dejar de hacerlo con todos. Os dijimos que no era tan sencillo. Hay que tener en cuenta todos y cada uno de los elementos para generar un contenido útil para ambas partes, pero sin olvidar que tiene que ser un contenido de valor. Ya lo decía el Señor Miyagi ‘Equilibrio es clave. Equilibrio bueno. Kárate bueno’, y no vamos a ser nosotros quien le quite la razón a este clásico de los 80. 
Para los más profanos os dejamos una escueta definición de los términos mencionados y continuamos para bingo: 

  • SEO: estrategia y acciones pensadas para mejorar el posicionamiento de una web en los buscadores (Google, Bing, Ask, etc). 
  • Link Building: generar links dentro de la página para aumentar su autoridad y relevancia. 
  • Keywords: palabras clave de la que nos vamos a servir para atraer tráfico nuestra web mediante buscadores
  • SERPS: hace referencia a los resultados que muestra el buscador en la realización de una búsqueda. 
  • Contenido atractivo: es aquel contenido que es creativo y puede resultar de utilidad para el usuario que lo visita. 
  • Inbound marketing: metodología de trabajo cuyas acciones de marketing están destinadas a atraer y crear relaciones de un modo no intrusivo. 
  • Branded Content: contenido atractivo para el usuario que permite establecer relaciones entre la marca y el cliente. 

 

Por lo tanto, a la hora de plantearte la realización de una estrategia de contenidos de marketing, vas a tener que tener en cuenta estos factores y llegar a un equilibrio. Porque, aunque los usuarios no son tontos y son conscientes de que tu contenido tiene una doble intención, a nadie le gusta sentir que “le están vendiendo la moto”. Para evitar eso y que tus contenidos funcionen tendrás que procurar generar un contenido que pueda ser interesante y de valor para el usuario y pueda generar engagement con tu marca; trabajar para que tu website aparezca entre los primeros resultados del buscador; realizar un estudio previo de las palabras clave o keywords e incluirlas de manera natural en tu contenido; asegurarte de implementar links que le den autoridad a tu página; y vas a tener que incluir una estrategia SEO que garantice que todo ello funciona correctamente y poder modificar lo que no esté dando resultados. No es un proceso sencillo, pero que eso no te haga descartar una estrategia de contenidos, recuerda a Bill, ahí es donde está el dinero. La mejor opción es contar con una agencia de marketing que se haya especializado en estos temas y cuente con expertos de cada una de las áreas que lleve a cabo la planificación de medios digitales. Porque, créenos, lo vas a necesitar

¿Y la reina?

En cuestiones de monarquía, un rey no es nada sin una reina. Y es que en lo referente al marketing ocurre igual que en el ajedrez. Aunque todos coincidimos en que la figura más importante es el rey, quién puede negar la importancia de la reina. Puede que la partida continúe si pierdes la reina, pero probablemente no la ganes. ¿Pero quién será esta misteriosa reina de la que hablamos? Seguro que ya lo sabes, hablamos de las Redes Sociales. El Social Media es el canal de distribución de una gran parte de los contenidos que encontramos en Internet. Y también son las que más visitas de los usuarios reciben al día. En tu estrategia de contenidos no puedes olvidarte de trabajar las redes sociales, y es que cuentan con un sin número de ventajas. Antes de nada hay que diferenciar que existen dos tipos de contenidos en redes sociales: paid vs organic. Los contenidos pagados los exploraremos en otro post en el que nos empaparemos del maravilloso mundo del Social Ads, pero os daremos un par de pinceladas antes de seguir. Son contenidos que pagamos a las diferentes redes sociales (Facebook, Instagram, Twitter, etc) para que impacten a un público segmentado y en un formato concreto para cada una de las campañas. Hay que saber que en una buena estrategia de Social Media es fundamental trabajar tanto el paid como el orgánico. Cuando hablamos de orgánico nos referimos al contenido creado y publicado en el perfil online de la marca. Entre los beneficios de este tipo de contenido está la posibilidad de interacción directa con el usuario. También puede ayudarnos a establecer lazos con el cliente, a que pueda amplificar nuestro contenido compartiéndolo en sus redes sociales haciendo de altavoz, y que podamos encaminar nuestra estrategia en función del feedback directo del consumidor. 

Hay una serie de pasos claves a la hora de gestionar nuestros contenidos en redes sociales: elaborar una estrategia, planificación del contenido, preparación del material, programación del contenido, publicación del contenido, análisis de resultados, retroalimentación y re-elaboración de la estrategia. Además, tendrás que tener en cuenta el perfil del usuario de cada red social a la hora de elaborar esta estrategia. Porque los usuarios no acuden buscando lo mismo a Instagram que a LinkedIn. 

Para terminar solo nos queda añadir un último apunte, y es que el contenido es el vehículo, el mensaje, y las redes sociales son la carretera, el canal. El funcionamiento es sencillo, el mismo en el que se sustenta la comunicación. Pero las estrategias para hacer que todo funcione de la manera correcta es igual al mecanismo de un reloj suizo. Por eso si quieres que tu contenido sea el rey de tu negocio, busca una agencia de marketing que pueda guiarte en este maravilloso viaje.