Como vender mas con tu e-commerce

Con la pandemia, son muchos los negocios que han dado el salto al mundo online poniendo en marcha sus e-commerce por primera vez. Seguramente esta decisión en muchos casos habrá salvado negocios de la quiebra, pero en muchos otros (probablemente la mayoría independientemente de su tamaño), habrá significado un quebradero de cabeza, ya que no habrán tomado las decisiones correctas sobre como implementarlo. La puesta en marcha de un ecommerce va mucho más allá de desarrollar una tienda online, y las acciones de marketing específicas para que funcione son muchas y variadas.

Independientemente del tamaño de tu e-commerce, hay algunos puntos que es importante que tomes en cuenta, y nos gustaría compartir contigo algunas de las que, por nuestra experiencia, sabemos que son importantes a la hora de poner en marcha una página web.

1. El email, el gran amigo del ecommerce

Ya no recuerdo las veces que he escuchado que el email va a desaparecer. Desde que arrancamos la agencia en 2009 no ha habido año que se haya dicho que el email va a desaparecer, y realmente no está solo muy vivo, sino que cada vez coge más fuerza.

Las campañas de marketing por correo electrónico son una de las mejores maneras de exprimir tu base de datos y tu cartera de clientes, y obtener así ventas recurrentes para tu e-commerce y de fomentar el contacto directo con tus clientes. Los correos electrónicos personalizados bien usados, proporcionan un alcance más personal, incluso mejor que el de las redes sociales.

Ejemplo de emailing potenciando el crosselling

¿Pero cuáles son los correos que tienes que tener sí o sí? No se trata de saturar a tu cliente, pero si hay unos mínimos que has de cumplir.

Correos electrónicos de bienvenida: Haz que los nuevos clientes conozcan las ventajas de suscribirse a tus correos electrónicos, aprovecha para darles un plus cada vez que un cliente se dé de alta en tu plataforma. Cuéntale quienes sois y que podéis hacer por él. Ofrecer un descuento de bienvenida siempre es una buena forma de incentivar una primera compra y que prueben nuestro producto.

Boletín de noticias / newsletter: huye del típico boletín que cuenta noticias que a nadie interesan. Añadir un toque personalizado con actualizaciones sobre el negocio que sean relevantes para tu cliente, así como ofertas puede mejorar el tráfico a tu sitio web y las conversiones.

Correos electrónicos de agradecimiento: ya que es probable que los clientes busquen correos electrónicos suyos después de una compra, esta es una forma ideal de promocionar ofertas y es una estrategia a medio plazo que te traerá ventas recurrentes. Facilita en estos correos los accesos a su área de cliente, ofertas e información especial para clientes recurrentes, etc…

Correos electrónicos promocionales y regalos: enseña a tus clientes lo que podrían comprar y ayúdales con un regalo o un descuento.

Correos electrónicos de cumpleaños: A todos nos encanta que se acuerden de nosotros por nuestro cumpleaños, añade un toque personal a cualquier regalo u oferta especial.

Correos electrónicos de abandono del carrito de la compra: este es el gran olvidado, no vale con enviarle un correo recordando que no han completado su compra, recuerda al cliente los beneficios que tiene comprarte (envíos gratis, servicio post venta, ofertas especiales)  y añade información sobre productos y ofertas relacionadas.

2.  Asegúrate de tener un proceso de compra sencillo.

Según el Instituto Baymard, el 68% de los carritos de la compra se abandonan antes de la venta, por lo que es conveniente que el proceso de compra sea lo más sencillo posible. Conocer los errores más habituales es fundamental para mejorar nuestro ratio de conversión

.Abandono de carrito por sector

Tasa de abandono de carritos en todo el mundo como se ve en statista.com

Razones para el abandono del carrito

Razones de abandono de carrito como se ve en el Instituto Baymard

Revisa que estás haciendo mal:

Obligar a crear una cuenta para comprar: obligar a los clientes a registrarse para comprar puede ahuyentar a muchos clientes. Prueba a permitir comprar como invitado, posiblemente te sorprenderás de los resultados.

No hay barra de progreso: muestra tu cliente cuántos pasos tendrá que dar para completar la compra, y asegúrate de que sabe en cada paso en qué punto se encuentra. Un proceso es mucho más fácil de entender si está dividido en pasos claros.

Falta de opciones de pago: Lo ideal sería ofrecer cuatro o más opciones de pago. Mucha gente se siente incómoda al poner los datos de crédito/débito en los sitios de las tiendas, así que considera añadir opciones para pagar a través de una app, pasarelas de pago o banca online.

Reduce el n´úmero de click necesarios para la compra: está demostrado que cuantos más clicks tiene que hacer una persona, más probable es que abandone el proceso de la compra. Más clicks hace que tengas más tiempo para penar y aumenta las probabilidades de abandono del carrito. Facilitar la compra al usuario es fundamental.

3. Piensa en móvil, diseña para móvil y programa para móvil.

Las compras online por el móvil no son una tendencia, son una realidad y tu estrategia de eCommerce debería reflejarlo, se prevé que este año más del 50% de todas las compras en ecommerce se realizarán a través del teléfono móvil  y subiendo.

No olvides, que no hay nada más desalentador para un comprador que descubrir que el sitio en el que está comprando es demasiado grande para su pantalla, y que para comprar tiene que empezar a hacer virguerías para navegar en su dispositivo y conseguir comprar, esto es prácticamente una venta perdida.

Es importante que tus clientes puedan acceder a tu sitio en cualquier lugar y desde cualquier dispositivo. No se trata de que tu tienda esté preparada para verse de manera óptima en cualquier teléfono (esto sería casi una locura con la cantidad de móviles y sistemas distintos que hay en la actualidad), pero sí en los principales. Para ello, puedes utilizar plataformas que te ayudarán a saber como se ve tu página en distintos dispositivos. Las tienes tanto gratuitas como Responsinator o Screenfly como de pago, como BrowserStack. Y no te olvides de Google, su algoritmo premia ahora a los sitios adaptados a los dispositivos móviles con clasificaciones más altas.

4. No vendas solo en tu tienda, las redes sociales son un canal fantástico

En el clima actual, los clientes están recurriendo a las tiendas online para sus necesidades y deseos, y esta es una tendencia que lejos de parar, se está acrecentando.

Pero hay otra cosa que sus clientes están haciendo más: navegar por las redes sociales. Facebook e Instagram cuentan ahora con funciones de compra que puedes utilizar para aumentar las ventas y dirigirse a un público que quizá no te haya visto a través de otros canales, aprovecha esta oportunidad y aumenta tus ventas usando las redes sociales.

Trabajar con estas tiendas, te permitirá subir fotos y vídeos con tu producto etiquetado, dando al usuario una experiencia de compra más orgánica.

Ejemplo de una tienda en Instagram

El proceso de compra en cada plataforma también es fácil de usar, ya que las plataformas ofrecen su propio sistema de pago o permiten que tu empresa designe sus propias opciones preferidas.

5. Deja que sea tu cliente quien genere el contenido

La publicación de contenidos generados por los usuarios es una forma excelente de generar confianza en tu empresa y de animar a los compradores a comprometerse con tu marca. Además de efectiva, es económica, no tendrás que invertir presupuesto en generar contenido, y este será real y orgánico es ya que otros usuarios están creando el contenido para ti.

Según estadísticas, es 2,4 veces más probable que los consumidores confíen en los contenidos generados por los usuarios que en los creados por la empresa, y eso puede traducirse en muchas más ventas.

Para utilizar con éxito el contenido publicado por los usuarios, tienes que encontrar las reseñas de tus clientes. Una vez que hayas encontrado algunas reseñas que quieras compartir, es importante obtener el permiso de tu cliente antes de volver a publicar sus publicaciones.

6. Crear un blog ¿En serio todavía funciona?

Los blogs son una gran manera de aumentar tu presencia en línea, pero como todo, hay que hacerlo con cabeza, no se trata de publicar contenido y punto, no todos los blogs son iguales. Entender a tus clientes es vital para que un blog tenga éxito.

Utiliza diferentes medios de comunicación en las entradas de su blog. Rompe el texto con vídeos, organiza seminarios web o publica guías de instrucciones sobre tus productos, con el contenido, la imaginación es la directora.

Recuerda que cuanto más útil sea la información de la entrada del blog para tn cliente, más probable será que siga adelante con la compra.

7. Invierte en microinfluencers

El marketing de influencers puede parecer caro, pero los microinfluencers suelen ser alcanzables con el presupuesto de una pequeña empresa.

Los usuarios de las redes sociales con 10-30K seguidores se consideran microinfluenciadores y, aunque no tienen el seguimiento de los macroinfluenciadores, siguen siendo vistos por mucha gente.

Los microinfluencers suelen estar encantados de promocionar tu producto a cambio de una pequeña cuota o incluso a veces de productos gratuitos de tu empresa, por lo que son mucho más asequibles. También se presentan como auténticos, ya que parecen más caseros que una máquina corporativa pulida.

Un micro-influencer que ya está publicando contenido que se alinea con la identidad de tu negocio puede ayudar a publicitar tu producto, sobre todo si trabajas con algún nicho de mercado específico.

8. Invierte en una campaña de marketing PPC

El PPC, o publicidad de pago por clic, está presente en muchas plataformas diferentes, pero el lugar más común son los motores de búsqueda. Para este breve resumen, nos fijaremos en el PPC de Google.

Los anuncios de pago por clic aparecen en la parte superior de la SERP cuando un usuario busca una palabra o frase clave específica. Cuando un usuario hace clic en su anuncio, es cuando pagas. Y esta cantidad, dependerá de lo que hayas aceptado pagar a través de los anuncios de Google,  aunque hay formas de reducirse el costo según el algoritmo de Google.

La publicidad PPC puede ser una forma rápida de conseguir tráfico para tu sitio, pero recuerda que hay muchas variables involucradas, cada vez, Google Adwords se convierte en una herramienta más amplia, con más opciones (puedes hacer publicidad en el buscador, en el canal de youtube, en su red de display o incluso en youtube), pero también más complicada de manejar, por lo que te recomendamos que si quieres exprimirla, utilices la ayuda de una agencia especializada, que te ayude a optimizar la inversión y a sacar todo el rendimiento de la misma.

9 Soporte post venta

Quizás si no el que más, uno de los principales elementos para potenciar tus ventas. Un buen soporte post venta, puede convertir un cliente insatisfecho en un cliente fiel, y viceversa.

No hay nada que frustre más a un cliente que tener un problema con un producto, y que no haya nadie al otro lado para ayudarle o darle una solución.

Aprovecha cada oportunidad, cada problema con un cliente tuyo para ayudarle, para superar sus expectativas, no hay nada que fidelice más y que ayude a vender que saber que si tienes un problema, te lo van a solucionar. La gente está dispuesta a pagar más sabiendo que ante un problema, tendrán una solución.

10. Preguntas frecuentes

Las páginas de preguntas frecuentes (FAQ) facilitan la navegación por tu sitio a sus clientes. Además, dedicará menos tiempo a responder a las consultas que recibas con frecuencia.

Aunque muchos sitios web de empresas ya tienen una sección de preguntas frecuentes, una sección de preguntas frecuentes bien organizada puede ser una valiosa herramienta de marketing.

El uso de datos SEO, palabras clave y enlaces internos puede hacer que tu página de preguntas frecuentes pase de ser útil para los clientes a ser una herramienta de marketing vital para fomentar las compras y atraer a nuevos clientes.

Las preguntas frecuentes deben verse como un proyecto continuo, no como algo que se instala y se olvida. A medida que aparezcan nuevas consultas, actualice sus preguntas frecuentes para reflejarlas.

11. Dirígete a los clientes habituales

Los clientes habituales son los más accesibles porque ya conocen tu marca y han interactuado con tu producto. Los que llevamos muchos años en esto del marketing, sabemos que es mucho más caro vender a un cliente nuevo, que a alguien que ya nos ha comprado.

Pero que ya sean clientes, no significa que vayan a volver a comprarte porque sí, es importante contar con algunas estrategias para que vuelvan.

Como hemos dicho anteriormente, el marketing por correo electrónico es una forma estupenda de promocionar sus productos y servicios, y los clientes habituales son fácilmente accesibles por correo electrónico.

Ofrecer recompensas y programas de fidelidad a los compradores habituales puede atraer tráfico a su sitio web y fomentar nuevas compras. Estos programas pueden adoptar la forma de descuentos especiales para clientes habituales, que pueden aplicarse a los productos y/o al envío.

También puedes ofrecer regalos o muestras gratuitas a los clientes habituales o incluirlos en la compra inicial para incitar el interés en otros productos que ofrezca o ofertas de acceso a nuevos productos para potenciar la compra de los early adopters

12. The least but not the last, el chat online

Hemos querido dejar como último punto uno de los más importantes, el chat(así solo los que se hayan leído todo el artículo podrán enterarse de lo importante de esta herramienta).

El chat online es si no el que más, uno de los elementos más importantes de una  tienda online. El chat sustituye al vendedor de una tienda tradicional, y es a quien el cliente va a preguntar las dudas durante el proceso de compra. Una buena atención, rápida y profesional puede decantar la balanza de una venta hacia un lado o hacia otro, sobre todo en productos muy técnicos, donde el cliente puede tener muchas dudas y necesita que alguien se las resuelva. Contar con una persona con conocimiento del producto, que sepa aportar soluciones puede ser la diferencia entre un ecommerce exitoso y uno que no lo sea.