info@iomarketing.es | +34 91 825 28 09

Gestación de un E-Commerce (Parte I)

Hoy en día son muchas las empresas que han visto    cómo su mercado local o nacional se iba reduciendo. Bien por la crisis o porque el segmento de posibles compradores está ya muy explotado, la posibilidad de abrir la ventana al negocio online es una opción muy jugosa a tener en cuenta.

La posibilidad de expandir el mercado a cualquier posible comprador es algo que cualquier empresa debería de intentar conseguir. Para ello existen muchos CMS validos a la hora de poder desarrollar nuestra tienda online: Magento, PrestaShop, Drupal e-Commerce, Zen Cart, CubeCart, osCommerce, WordPress WooCommerce…

Aquí tenemos la primera decisión importante a tomar. Elegir correctamente la herramienta a utilizar a la hora de desarrollar la tienda online. Evidentemente la primera decisión está limitada por los conocimientos que pueda tener uno a la hora de trabajar con dichas herramientas. Pero conociendo los entresijos de varias de ellas puede ser más o menos interesante desarrollarla con uno u otro gestor de contenidos.

¿Es prudente usar Magento para una pequeña tienda con muy pocos productos? ¿Nos serviría para esta pequeña tienda trabajar con WordPress WooCommerce? Esta es la primera decisión a tomar. Una decisión importante que puede llevarnos a vender online en más o menos tiempo.

Claro que esta decisión se debe basar en un buen briefing, en conocer qué es lo que desea conseguir el cliente. Todos conocemos lo mucho que se puede complicar el proceso de creación de cualquier desarrollo web por culpa de una mala gestación del proyecto.

Una tienda online puede tener cientos de opciones a contemplar dependiendo de la complejidad y envergadura de la misma. Debemos tener una idea clara y estable de lo que el cliente necesita y quiere para poder embarcarnos en el proyecto con uno u otro gestor.

No me voy a extender en las problemáticas que nos podemos encontrar con uno u otro gestor de contenidos, pero sí quiero remarcar que es fundamental conocer todo lo que quiere la tienda conseguir. Evidentemente, el fin último es la venta de sus productos, pero debemos tener en cuenta las formas de pago entre las que el comprador final va a poder elegir , los métodos y costes de envío (¿quién no ha dejado de comprar algo al ver unos excesivos portes?), los destinos a los que se podrá enviar las compras, los tipos de productos que se van a vender (¿combinados, simples…?) y muchas otras variantes.

En próximos artículos iremos desarrollando un e-commerce utilizando uno de los gestores más completos, y quizás complejos, de los que podemos encontrar en el mercado: Magento. Os iremos guiando paso a paso en el desarrollo del proyecto de tienda online, señalando todas las opciones que este gestor nos permite a la hora de poner en marcha nuestra plataforma de venta en internet.

Por Juan Manuel, Web Developer en IOMarketing.