info@iomarketing.es | +34 91 825 28 09

El branding en las agencias de marketing

El Branding y la importancia del marketing para crear una marca sólida y duradera

El término branding nos indica en el mundo del marketing el proceso que debe seguirse para diseñar y desarrollar una marca que llegue al consumidor, es decir, las estrategias que toda agencia de marketing debe seguir para crear los vínculos necesarios entre el cliente y un nombre comercial y todo lo que conlleva (logotipo, símbolo, slogan, etc). Sin duda cuando una empresa dispone de una marca reconocida con alto valor, una identidad corporativa sólida y un buen posicionamiento en el mercado, dispondrá de una fuente de ingresos estable a lo largo del tiempo.

Mediante el branding, las agencias de marketing tratan de resaltar el poder de una marca, es decir, los valores de la empresa que les diferencian de sus competidores para intentar causar el mayor impacto en el mercado. El objetivo es que el consumidor pueda asociar en su mente la marca con un valor concreto para que, a la hora de comprar y busque ese valor, la marca esté relacionada. El verdadero desafío es conseguir una propuesta fresca, que llegue al consumidor y a la vez sea rentable. En la actualidad, la mayoría de consumidores quieren algo innovador por poco dinero y eso requiere un branding muy bien estructurado.

Debemos considerar a una marca como algo más que un simple nombre. La marca es el símbolo identificativo de una organización, el sello, el espíritu, los valores de una compañía que se están proyectando al público y que ellos deben percibir con la mayor nitidez para fusionarse con ella.

Aspectos diferenciadores del branding

Conseguir una buena identidad de una marca es un aspecto fundamental para distinguirse de las demás y el marketing para branding se ha reinventado para hacer frente a las necesidades de las empresas. A la hora de hacer el diseño gráfico de una marca son muy importantes aspectos como el nombre, la tipografía y los colores. Los expertos confirman que una tipografía gruesa y sin Serif (sin letras decoradas), inspira más confianza en los consumidores y transmite solidez. Son las preferidas por los bancos por ejemplo.

También es importante dotar al diseño de un cierto simbolismo que tenga que ver con la empresa, le puede dar un toque creativo y distintivo sin por ello resultar irresponsable. En relación a los colores es muy importante elegirlos correctamente. En el caso de la cadena de hamburguesas McDonald’s, por ejemplo, los colores elegidos fueron el amarillo y el rojo, el primero, relacionado con el bienestar y la comida, y el segundo relacionado con la alerta. Lo que le da un concepto muy sólido al logotipo.

Por último, el nombre, parece lo más sencillo pero no lo es. Los especialistas dicen que debe ser una palabra corta, fácil de pronunciar en todos los idiomas y con mucha fuerza aun cuando no se le asocie con un producto en particular.

El branding en las agencias de marketing

En una consultora o una agencia de marketing, el principal objetivo a la hora de afrontar un branding es el de introducir y expandir la marca en el mercado, posicionarla y ubicarla en la mente de los clientes una forma directa o indirecta. Para ello es imprescindible diseñar una estrategia, un plan de marketing claro y conciso para llevar a cabo el objetivo. En este plan  se especificarán claramente las acciones que se llevarán a cabo para dar a conocer a la marca, no solo en cuanto a su identificación visual, sino también respecto a la mejor manera de comunicación posible, es decir, elegir el canal de comunicación que potencie todas las posibilidades de la marca.

Una buena estrategia de branding conseguirá generar confianza y credibilidad en los consumidores, fortalecer la identidad de sus productos y servicios, resaltar los valores de la marca y diferenciarse de los competidores. Estos conceptos son fundamentales para conseguir llegar al cliente final y que este sienta empatía y piense en ella a la hora de comprar.

Los principales errores que puede cometer una agencia de marketing y publicidad derivan de una escasa labor consultora previa y un estudio pormenorizado de la filosofía, valores y objetivos de la empresa a la que van a crear la marca, así como la estrategia comunicativa posterior que perderá efectividad si no se han diseñado bien los pasos previos.

En el mercado actual, con una economía globalizada y dependiente de la tecnología, los consumidores son cada vez más exigentes y difíciles de conquistar. Mediante las redes sociales pueden echar por tierra el prestigio de una marca que ha costado mucho trabajo levantar, de ahí que el branding sea un trabajo tan importante para conseguir que una marca disponga de unos cimientos sólidos en las arenas movedizas de la economía actual.