Cerrar

+34 91 825 28 09 info@iomarketing.es

Categoría: Community Manager

Carlos Castro, CEO de IOMarketing, es entrevistado por Gestiona Radio en “Economía a las dos”

carlos-castro-ceo-iomarketing

Estrategias, comunicar, marketing, pequeñas y medianas empresas, diferenciarse de la competencia… Carlos Castro nos instruye en todos estos conteptos de la realidad del marketing digital actual en esta entrevista de Gestiona Radio, un espacio puramente informativo que repasa lo más destacado de la actualidad del día haciendo hincapié en aquellos temas que más interesan.:

Algunas de las frases de Carlos Castro en esta interesante entrevista a cerca del marketing para las pequeñas y medianas empresas:

“La esencia del marketing sigue siendo la misma, aunque las estrategias y los canales hayan cambiado.”

“Con las redes sociales e internet, a veces los consumidores están más informados que los propios vendedores.”

“Estamos sufriendo la infoxicación: tenemos demasiada información.”

 

 

Consejos para no cometer errores de marketing en redes sociales

errores-del-marketing

Muchos de vosotros pensaréis que la tarea del Community Manager es muy fácil. Únicamente hay que escribir un copy, una imagen y listo ¿verdad? pues NO! es mucho más que eso. Es una tarea que debes hacer con ilusión, aportar creatividad, ser original y muy cuidadoso con la ortografía. Además de eso debes tener una estrategia definida, un plan de crisis de reputación (por si acaso) y un calendario de contenidos. Debes utilizar herramientas que te servirán para monitorizar, estudiar a la competencia…

Un solo error puede repercutir en tu cuenta y crear una crisis de inmediato, por eso debes tener mucho cuidado con los errores que os mostraré a continuación según mi experiencia:

#1. Ser educado

En ocasiones nos encontraremos comentarios muy buenos, otros difíciles de entender y otros negativos. ¡Que no cunda el pánico! debemos responder siempre según la personalidad de la marca y con educación. No podemos pasarnos de listos, o hacer sentir al usuario que estamos hartos de sus comentarios (a veces pasa), debemos responder siempre con un tono tranquilo, ayudando en lo posible al usuario, meditando siempre y no tomárlo como algo personal.

#2. Errores de ortografía

No podemos escribir y publicar. Debemos leerlo de nuevo ya que hay veces que el proceso mecánico de trabajo hace que no prestemos atención a lo que escribimos y lo publicamos sin volver a revisar. A veces eso nos puede jugar malas pasadas, por ello debemos estar muy atentos de lo que publicamos si no queremos tener al típico usuario que está revisando nuestro trabajo de manera constante.

#3. Confundirse de cuentas

Esto es muy importante, no podemos confundirnos a la hora de publicar, es un error muuuuy grave ya que podríamos jugarnos el puesto. Afectaría gravemente a la imagen de la empresa y creedme que debe ser una sensación horrible sobre todo si contamos con un número importante de seguidores.

#4. Exceso de Hashtags

No hace falta utilizar muchos hashtags en una publicación, es un error ya que satura y dificulta la lectura del usuario. Basta con poner 3 y que tengan valor, que no estén muy juntos y les de ese toque original para que el usuario se interese y lea el copy completo.

#5. Dejar en blanco la foto de perfil

Los community managers debemos tener gusto por la estética y cuidar el sentido visual de la cuenta. Debemos actualizar la imagen del perfil según la estrategia (temporalidad, promociones, eventos exclusivos…) Ya que los usuarios pueden juzgar a la marca, aumentando a ello el abandono y la opción de contratar un servicio o la venta de un producto ya que la estética aporta valores como son la seguridad, exclusividad y calidad.

#6. El que contesta es una persona no un robot

En ocasiones los usuarios nos preguntarán las mismas cosas, nosotros debemos de responder diferente, somos personas y ellos deben de notarlo. Deben sentirse especiales en cada respuesta.

#7. Acomodarse con la cuenta

Un community manager debe estar constantemente investigando, vigilando a la competencia, ser original, proponer estrategias… debemos hacernos con la cuenta, que triunfe. No caigamos en la tentación de conformarnos con unos cuantos me gustas. Debemos crecer y hacernos valer para así alcanzar nuevas metas profesionales y personales.
Os dejo como reflexión una frase que me apasiona y es todo lo necesario para hacer bien tu trabajo.

Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.

“Confucio”

Lorena Torres Gutierrez – Social Media Strategist en IOMarketing

¿Ya tienes un plan de crisis para tu empresa? En IOMarketing somos expertos

Social Media

Crisis de reputación.

Hola a todos, os traigo este post, que en mi parecer es muy importante si tienes pensado comenzar a gestionar las redes sociales de tu empresa y no solo eso sino que estés pasando por una crisis de reputación.

Actualmente nos encontramos dentro de una cultura comunicativa donde el profesional de la empresa está obligado/a a “someterse” al diálogo con el cliente. Las redes sociales tienen un poder muy valioso en la mente de los usuarios, los comentarios positivos y negativos influyen en sus decisiones a la hora de elegir los servicios que presta tu empresa.

#1. ¿Qué es la reputación online?

Podríamos definirla como la opinión que tienen de ti en las redes sociales, blogs, u otros canales online. Es super importante darle cariño y cuidarlas para así conseguir los objetivos planteados.

Juan Carlos Mejía Llano comentó en uno de sus posts que: “La reputación es una sola y se ve influida tanto por la reputación online como la reputación offline, es decir un evento que afecte la reputación de la empresa en el mundo físico también la afectará en el mundo virtual y viceversa”

Y lleva toda la razón, antes de comenzar la actividad en redes, es muy importante ser transparente, cumplir con todos los servicios que presta tu empresa, ofreciendo a su vez calidad en ellos, ya que si no comenzarás a tener comentarios negativos y eso no nos interesa.

#2. ¿Cómo gestionar una crisis de reputación?

Como social media o propietario de la empresa necesitarás herramientas imprescindibles para saber si están hablando de tu marca y cómo lo están haciendo. Estas son algunas de las herramientas gratuitas que utilizamos los social media para gestionar crisis.

  • HootSuite
  • SocialMention
  • Google Alerts
  • Mention

Lo primero que debemos hacer es creer a los usuarios y dar importancia a todo tipo de comentarios.

Si nos encontramos con una opinión negativa, debemos investigar qué está ocurriendo, cuál es el problema, si afectó a varias personas y solventarlo de la forma adecuada y lo antes posible. Para ello, es importante tener un plan de control y gestión de crisis.

Debemos identificar el ataque, es fundamental que desde el primer comentario negativo le demos importancia y lo solucionemos si no queremos llegar a un ataque mas fuerte. Si esto sucede es imprescindible que tengas estos cargos en el equipo o bien, que tú mismo asumas sus responsabilidades:

  • Director General
  • Director de Marketing
  • Social Media
  • Community Manager

#3. ¿Cómo actuar?

  • Nunca borrar el comentario.
  • Contestar con rapidez ya que cuanto más se tarde en contestar más credibilidad tendrá dicho comentario.
  • Debemos estar listos para reaccionar ante cualquier ataque.
  • Por supuesto debemos reconocer el error si fuese el caso, explicar lo ocurrido e intentar solucionarlo para así evitar que ese usuario se vaya de tu cartera de clientes.
  • Siempre hay que mostrar amabilidad y educación, utilizando un tono neutro, sin piques ni ironías.

#4. Conclusión

Una crisis de reputación mal gestionada puede hundir tu empresa. Es muy importante saber cómo se está hablando de tu marca en redes sociales, ya que tiene mucho poder de decisión ante los clientes actuales y futuros. Se debe plantear siempre un plan para evitar cualquier crisis de reputación online.

Muchos de vosotros pensaréis que para evitar esta situación es mejor no tener redes sociales, pero os equivocáis ya que si los usuarios te conocen hablarán de ti y si lo hacen en tus redes es mucho mejor localizar el problema y solucionarlo antes de que sea tarde.

¿Ya tienes un Plan de Crisis? Déjanos un comentario, en IOMarketing somos expertos en la realización de planes de crisis. Ponte en contacto con nosotros.

Autor: Lorena Torres Gutiérrez (Social Media Strategist).

La Responsabilidad Social Corporativa en redes sociales ¿peligro u oportunidad?

La Responsabilidad Social Corporativa en redes sociales ¿peligro u oportunidad?

Según Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas: “No se puede separar el poder de la responsabilidad. Para ampliar los mercados hay que ofrecer oportunidades a los excluidos. Y hay que dar confianza y credibilidad a los mercados”.

A pesar de que la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) todavía no goza de mucha visibilidad en la prensa económica, es cada vez más difícil negar su importancia en las estrategias de crecimiento y competitividad de las organizaciones. En efecto, el factor competitivo y la ventaja diferenciadora que otorga una correcta gestión de la RSC están cada vez más percibidos por los consumidores como elementos que determinan su elección a la hora de comprar o usar los servicios ofertados por las empresas. La RSC es la parte visible de la contribución empresarial al desarrollo sostenible que conlleva tres aspectos imprescindibles en la sociedad actual: el económico, social y medioambiental.

Según un informe europeo elaborado por profesores de IE University (España) en colaboración con Cambridge University (Reino Unido) e IULM (Italia),  y publicado con Global Alliance, organización mundial que agrupa asociaciones de relaciones públicas de más de 60 países, el 12% de las empresas españolas utiliza las redes sociales para comunicar su compromiso social. Sin embargo, el estudio revela que el 29% de las compañías publica enlaces a líderes de opinión e instituciones reconocidas como ONG. En materia de RSC, uno de los mejores prescriptores para las empresas son las ONG, pero al fin y al cabo el prescriptor más valioso es el consumidor.

En este sentido, en mi opinión, las redes sociales son unos medios particularmente interesantes para la comunicación de la RSC. En efecto, a la hora de transmitir transparencia y confianza, estas herramientas provistas por la web 2.0 son seguramente las más adaptadas para transmitir este tipo de mensajes, principalmente por la democratización de las interacciones realizadas en estas comunidades virtuales.

Sin embargo, la mencionada democratización puede convertirse en un arma de doble filo. La interactividad de la que disfrutan los grupos de interés frente a las publicaciones realizadas por las empresas puede derivar en crisis de reputación e imagen de la compañía.

La solución pasa por minimizar los riesgos a través de una buena estrategia de comunicación en redes sociales. Temer los peligros de los social media es comprensible, pero identificándoles y estando preparados para los mismos, nuestra reputación corporativa se puede beneficiar del mejor prescriptor para nuestra empresa; el cliente.

Todo el mundo , y más particularmente a su producto Kit-Kat, en entredicho y sobre todo la reacción de la multinacional suiza en su página Facebook. En efecto, además de la censura y el control de la información que intento la empresa, el problema se incrementó desde el momento en el que los administradores de la página contestaron a los internautas con modales muy discutibles. Esta reacción por parte de una empresa como Nestlé es criticable y un fallo obvio en su plan de crisis. No tomó la distancia necesaria y reaccionó de manera impulsiva ante ataques que se podían percibir como legítimos por una parte de los grupos de intereses, provocando un impacto negativo directo en la reputación de la multinacional, no sólo en Facebook sino en todos los medios digitales y tradicionales.

Las redes sociales son herramientas de comunicación que se caracterizan por su inmediatez y su viralidad, particularidades que hay que tener en cuenta con rigor a la hora de plantearse una estrategia de comunicación en social media. En el caso concreto de la RSC, el seguimiento de pautas concretas en la difusión de este valor permite hacer pública la cultura responsable de la empresa sin transmitir una imagen arrogante, acercándose de forma sencilla a sus públicos objetivos.

Cómo cambian las redes sociales la vida de las pequeñas empresas

Cómo cambian las redes sociales la vida de las pequeñas empresas

En los últimos años estamos viendo como aparecen cada día nuevas redes sociales que vienen a cubrir nichos de mercado complementarios a las redes sociales generalistas.

Tenemos redes sociales para corredores, empresarias, financieros, y prácticamente para cualquier cosa que se nos ocurra. Su función es la de llegar allí donde no llegan las redes sociales generalistas, especializándose en el contenido y dando un foco mucho mas particular a cualquier temática. El fenómeno de estas nuevas “Microredes” viene a ser similar al que cubren los canales de televisión especializados. Digamos que estas redes son “el canal cocina” de las redes sociales. Y esto ¿es bueno o es malo para las empresas? Pues como casi todo en la vida, es bueno o malo según y cómo nos enfrentemos a ellas y sepamos ponerlas de nuestro lado.

La oportunidad que ofrece esta nueva gestión de redes sociales es fantástica desde el punto de vista empresarial: nos permiten segmentar a nuestros clientes hasta puntos donde antes no podíamos. Ya no necesitamos segmentar a nuestros clientes por edad, estado civil o lugar de residencia, sino que empezamos a segmentar por hábitos de consumo, por hábitos de compra, incluso por hábitos sociales (número de amigos, asiduidad a compartir información, etc….) lo que nos da una perspectiva mucho más realista sobre la situación real de todos y cada uno de nuestros clientes / usuarios y nos permite acertar más y mejor con sus necesidades.

¿Y sobre qué red debemos de trabajar? ¿facebook, twitter, linkedin, xing,?. Tenemos cientos, miles de redes sociales y volvemos al punto inicial, no sabemos por dónde empezar. La respuesta es sencilla, tendremos que estar ahí donde están nuestros clientes. Si nuestro cliente es usuario de un sistema de microblogging como twitter, deberemos mantener esta herramienta actualizada y convertirla en nuestro canal de comunicación. Y por supuesto, no descartemos nunca las microredes, o redes locales, aquellas que están pensadas para cubrir nichos de mercado donde las grandes no llegan, aquellas pensadas para ser el punto de unión de un grupo de personas que comparten un interés muy particular, y donde todos los mensajes se encuentran alrededor de una misma temática. Este puede ser un punto de partida muy bueno para empezar, si tenemos nuestro nicho muy bien definido.

Pongamos un ejemplo: Hace tiempo Nike creó su propia red social para corredores, algo que no dejaba de ser algo anecdótico en un primer momento. En la actualidad cuenta con miles de corredores en todo el mundo, gente que sube sus gustos, hábitos de carrera, distancias, rutas, etc… es decir, nos están diciendo como usan nuestro producto, Con las herramientas de marketing de hace algunos años, Nike podría saber si comprabas unas zapatillas, pero no sabía si las usabas para correr o para salir los domingos al parque a pasear a tu perro. Pero gracias a su red social, Nike no solo sabe si usas sus zapatillas o no, y que modelo usas, sino que hábitos de consumo tienes, cuanto corres, con qué frecuencia, a qué hora lo haces y hasta cuando tienes que cambiarlas. Si además tienes en cuenta que si usas sus zapatillas adaptadas podrás subir la información de manera automática, tenemos la herramienta perfecta para saber que necesita cada uno de nuestros clientes, y por tanto, la información perfecta para cubrir esa necesidad. Es decir, hemos conseguido la cuadratura del círculo. Clientes satisfechos a la vez que cautivos, clientes encantados de usar nuestro producto, ¿Por qué? Porque les damos un valor añadido. Nike no vende sólo unas zapatillas, vende el sentimiento de pertenencia a una gran familia de corredores, de personas unidas por una gran pasión. Y ese es el poder de las redes sociales, traspasar la barrera del mero intercambio comercial para convertirse en parte de la vida y de las relaciones de las personas, este es el paso que se está produciendo y quién no sepa entenderlo se quedará fuera del mercado.

Está claro que Nike es una gran empresa, pero, ¿quién nos dice que no puede hacer lo mismo una marca de bicicletas de montaña, de monopatines, o de cuchillos de cocina? La solución no está en el producto, sino en la imaginación y en la originalidad. No por ser pequeños debemos dejar de pensar a lo grande. Y las redes sociales, son la oportunidad de las pequeñas empresas de competir en igualdad de condiciones con las grandes. Aprovechemos pues sus herramientas para ganar la partida.

Pon un Community Manager en tu vida

Pon un Community Manager en tu vida

La Web 2.0 ha cambiado la forma que nos relacionamos con nuestros clientes. Hoy en día, los internautas no son meros espectadores, se han convertido en actores que tienen uno o varios papeles en la Red. Los mensajes y las informaciones ya no se detienen con una simple publicación sino que siguen siendo el objeto de interpretaciones y análisis que le conceden otras vidas en Internet.

Desde hace ya unos años, se está desarrollando y profesionalizando el cargo del Community Manager dentro de las empresas. Su papel principal es liderar varias comunidades en la web 2.0 convirtiéndose en el vínculo humano entre los internautas y la empresa (o marca). Ante todo, el Community Manager tiene que encontrar el concepto que va convencer una persona en entrar en una comunidad determinada. Ahí se pone los cimientos del papel del Community Manager apuntando a un target con una filosofía, un interés o cualquier otro “objeto social” en el cual el usuario se sienta cómodo y sea susceptible de dedicarle un poco de tiempo.

Las tareas que tiene que implementar, un Community Manager son infinitas y dependen mucho del entorno y del objetivo de su empresa o marca. Sin embargo, los expertos destacan tres aspectos principales (que en realidad se aplica a cualquier buen líder) que son: dialogar con sus públicos, escuchar y tomar nota de lo que le transmite estos públicos y comunicar mensajes y temas allí donde se encuentran los usuarios, consumidores, lectores o como quieres nombrar tus público objetivos.

Un Community Manager tiene que ser una persona pragmática que conoce bien los valores y los planteamientos estratégicos de la organización así que sus objetivos para poder actuar y conseguirlos. Debe tener capacidades de empatía, escucha y aprendizaje ilimitadas. La labor de un Community Manager hace que se benefician tanto las empresas como sus públicos. Segmentando los targets por una infinidad de parámetros alcanzan los públicos de manera más oportuna y entonces más atractivas para ellos. Y así consigue también fidelizar la audiencia también “escuchándola” en las redes.

Go and get grab your copy now!
¿Quieres que te llamemos?

×